Deliverr se une a Shopify 🚀 Construyendo la solución logística más centrada en el comerciante del mundo

Cómo obtener productos que le ayuden a superar una crisis

La pandemia de COVID-19 ha puesto en jaque a muchas cadenas de suministro de todo el mundo. Primero perturbó a las empresas con centros de producción en la región china de Wuhan, pero hoy es un problema mundial y muchas empresas de comercio electrónico se apresuran a reponer sus existencias.

Para ayudarle, hemos investigado un poco el estado de la fabricación actual y dónde puede empezar a buscar para diversificar sus cadenas de suministro en el futuro.

Ningún país es inmune a los brotes, pero aquí hay algunas técnicas y sugerencias para mantener su cadena de fabricación saludable incluso durante una crisis.

1) Distribuir las cadenas de suministro en varios países

Considere la posibilidad de distribuir sus fuentes de fabricación en más de un país. Puede que para muchos siga teniendo sentido trabajar con fábricas de China principalmente, pero también puede buscar fuentes en Indonesia, Filipinas y otros países del sudeste asiático para ver si pueden mantener un porcentaje menor de sus existencias.

El país que elija puede variar en función de su producto. Por ejemplo, China sigue siendo líder en la fabricación de productos textiles, pero también puede mirar a Vietnam, India y Bangladesh. Muchas empresas ya lo hacen, como Nike e IBM, que dependen de múltiples países para su mano de obra y sus productos.

Si no puede ir tan lejos como dos países, incluso la diversificación entre regiones podría ayudarle a protegerse de un golpe repentino en su cadena de suministro. Y no tiene que hacerlo todo de inmediato. Puede preparar a un proveedor, asegurarse de que funciona de forma eficiente y, a continuación, empezar a buscar dónde debe abastecerse de forma alternativa.

2) Pregunte a sus contactos actuales cuándo volverán a trabajar

China cerró gran parte de su sector manufacturero en la cuarentena, lo que provocó enormes pérdidas económicas tanto para China como para muchas empresas que subcontrataban a China.

Si su cadena de suministro está atascada hoy en día en medio de nuestra pandemia en curso, entonces debe mantener un contacto regular con su proveedor y ver cuándo estiman volver a operar. Esto es importante porque le ayuda a planificar futuras interrupciones (aunque todos esperamos que esto no vuelva a ocurrir).

Fíjate en la rapidez con la que responde tu proveedor y en su capacidad para tomar precauciones. ¿Cómo estaban preparados? ¿Con qué rapidez han actuado para proteger a sus trabajadores, lo que les permitirá volver al trabajo lo antes posible más adelante? Todas estas preguntas le permitirán comprender mejor si puede confiar en la previsión y la responsabilidad de este proveedor a largo plazo, o si debe empezar a buscar nuevas opciones lo antes posible.

La buena noticia es que algunas fábricas de China están volviendo a funcionar gracias a que los esfuerzos de contención más intensos están dando algunos resultados. Esto significa que las empresas que se vieron afectadas antes (las que tienen cadenas de suministro arraigadas en China o que pasan por ella) pueden ser algunas de las primeras en recuperar el suministro. Todavía hay nuevas y estrictas medidas de salud y seguridad en todo el mundo, que pueden afectar a los plazos de entrega, pero al menos algunas empresas están volviendo a la normalidad.

3) Diversificar los canales y las referencias

Esto puede sonar contradictorio, pero cuantos más canales tenga y cuantas más referencias almacene, más formas tendrá su empresa de mantenerse a flote cuando una referencia se agote.

Estar en múltiples marketplaces, y tener tu propio sitio web significa que (además de más ventas), normalmente almacenas un mayor número de artículos. En caso de emergencia, puedes desviar el inventario a tu canal más prioritario, como tu propia tienda de Shopify.

Tener varias SKU significa vender diferentes productos que puede obtener de distintos lugares. Si algunos de sus fabricantes tienen que cerrar, su empresa puede seguir capeando el temporal con las referencias que no se han visto afectadas. Como mínimo, le ayudará con los gastos generales, aunque esas referencias no sean las más vendidas.

Esperamos que estos consejos ayuden a todos nuestros comerciantes a estar preparados para cualquier cosa, a sacar el máximo provecho de esta desafortunada situación actual, y quizás incluso a proporcionar un poco de esperanza para el futuro.

Etiquetas relacionadas

Únase a más de 50.000 comerciantes que reciben las últimas informaciones sobre comercio electrónico y DTC directamente en su bandeja de entrada.

También te puede gustar

Compartir
Tweet
Compartir
Pin